¿Qué está sucediendo?

Estamos viviendo la peor crisis de refugiados y desplazados desde la Segunda Guerra Mundial.


Hoy son más de 60 millones los refugiados y la mayoría son mujeres y niños que necesitan alimentos, abrigo, un hogar temporal, atención médica, protección y asesoramiento legal.


Miles de familias abandonan sus casas cada día, forzadas a huir de la violencia y la guerra. Salir de su país, de su hogar y dejarlo todo atrás, poniendo en riesgo sus vidas y las de sus hijos... Esa es la única opción para sobrevivir.


Mientras huyen, deben soportar los embates del clima por mar y tierra. Niños y niñas pasan hambre y sed y, en muchos casos, deben terminar el viaje solos. A muchas mujeres les toca ser madres y padres a la vez, cuando sus parejas han quedado atrás, víctimas de la guerra.


Imagínate por un segundo a ti mismo en su lugar, a tu madre, a tus hermanos, a tus hijos.


Ellos no quieren estar allí: sueñan con regresar a sus hogares, a su patria, recuperar su vida, trabajar y mantener a su familia.


Ellos necesitan tu ayuda. Con tu donación mensual puedes brindarles una manta que los abrigue, un plato de comida, un lugar donde dormir y lo más importante pero invisible, un refugio de paz. Haz un donativo hoy.





Volver arriba



¿Qué es el ACNUR?

Somos el ACNUR, la agencia de la ONU para los refugiados. Velamos por los derechos humanos y la protección de personas que se han visto forzadas a abandonar su país por la guerra, la violencia, persecuciones o desastres naturales.


Actualmente trabajamos en 126 países, brindando asistencia y ayuda humanitaria inmediata a niños, mujeres y familias enteras.


Ante una emergencia, los aviones del ACNUR son los primeros en llegar al lugar para salvar vidas. Inmediatamente, se envían equipos y se inicia la distribución de raciones de alimento, agua y mantas. También el ACNUR se encarga de la construcción y el equipamiento de campamentos, hospitales y escuelas.


Por su dedicado trabajo de primera línea ayudando a miles de seres humanos, ganó el Premio Nobel de la Paz en dos ocasiones (1954 y 1981), y en 1991 obtuvo el Premio Príncipe de Asturias de Cooperación Internacional.


El ACNUR se sostiene con el aporte de donantes individuales, personas como tú decididas a ayudar.


El mundo necesita paz. Los refugiados te necesitan a ti. Haz un donativo hoy.